Ola Invernal, representa perdida para el campesino y sobrecostos para el consumidor.

Entre un 12 y 16%, es el incremento en los costos por la ola invernal, el 70% de las utilidades del campesino se la llevan los intermediarios.

La época de lluvias significa para los pequeños productores agrícolas, en especial para los del Oriente Antioqueño, un incremento en los costos de producción, pues debido a las precipitaciones deben proteger los cultivos con plásticos transitorios y otros elementos, que incrementan hasta en un 16% el valor  de la cadena de producción, esto en el mejor de los escenarios, pues en municipios como Marinilla, Granada y La Unión, las fuertes lluvias han destruido cultivos y sembrados, razón por la cual, los campesinos y pequeños productores estarían blindando su estabilidad económica elevando el valor del producido.

Las hortalizas como  tomates, cebolla, zanahoria, papa entre otras, son las que se ven mayormente afectadas por las lluvias y sus costos de producción en esta temporada también terminan impactando a los consumidores.

Según el Secretario de Agricultura del Departamento de Antioquia, Rodolfo Correa, » Entre un 12 y 16%, es el incremento en los costos, lo cual golpea al campesino, pues una de las principales falencias que tiene la agricultura del departamento son los costos de intermediación , el 70% de las utilidades del campesino se la llevan los intermediarios, pero cuando se le suma a esto, el aumento en los costos de producción, primero encarece el precio para el consumidor final,  y  segundo se pone en riesgo la estabilidad económica del productor».

Cualquier tipo de irregularidad o anomalías que se presenten en los cultivos se recomienda contactar a la alcaldía municipal, para que ellos se comuniquen con la Secretaría de Agricultura y de esta forma brindarle acompañamiento a los productores afectados por las lluvias y también al consumidor, que considere son desmedidos los precios en esta época.

 

Deja una respuesta