Fiscalía le imputará cargos a exgobernador por irregularidades en un contrato.

Sergio Fajardo será investigado por presunta apropiación en favor de terceros y por un contrato sin cumplimiento de requisitos legales.

Por presunta participación en los delitos de «peculado por apropiación en favor de terceros agravado» y «contrato sin cumplimiento de requisitos legales», la Fiscalía le  imputará cargos al ex gobernador de Antioquia del periodo 2012 – 2015.

Esta investigación se inició en el 2015 y por los delitos imputados no se solicitará medida de aseguramiento contra el ex gobernador. Según la Fiscalía General de la Nación “El contrato objeto de investigación fue celebrado durante el periodo en el que Sergio Fajardo Valderrama se desempeñó como gobernador de Antioquia. El exgobernador Fajardo, además de jefe de la administración departamental, fue el ordenador del gasto, firmó el contrato y el pagaré que garantizaba el empréstito. Del mismo modo tenía responsabilidad y posición de garante en las decisiones administrativas relacionadas con este contrato. Dicho contrato implicó el desembolso de setenta y siete millones de dólares (USD $77.000.000) para realizar sustitución de deudas con otros bancos.”

El contrato realizado al parecer no contaba con los estudios técnicos que dieran a entender lo variable que es el precio del dólar; razón que generó un aumento de la deuda, pues al momento del contrato esta moneda extranjera tenía un valor de 1.926 pesos. “Esta situación se vio reflejada en el aumento de la deuda general del departamento de Antioquia que, en su momento, pasó de 600.000 millones de pesos a cerca de 1.2 billones de pesos colombianos.” reza el boletín de la fiscalía expedido hoy sobre las 7:00 a.m.

Se desmoronan las aspiraciones presidenciales.

Si el también exalcalde de Medellín (2004-2007) no acepta los cargos imputados por el ente investigador el caso se irá a juicio.

El juicio sería ante la Corte Suprema de Justicia y allí se conocerían y escucharían todas las pruebas con las que cuenta la Fiscalía, además de los argumentos, testigos y pruebas de la defensa.

Al final del proceso, sería el alto tribunal el que determine si condena o absuelve a Fajardo. En cualquiera de los dos escenarios existe segunda instancia, en caso de que haya apelaciones.

Por otra parte, Fajardo también tiene una investigación disciplinaria en la Procuraduría por los mismos hechos. Esto comenzó en septiembre de 2017, cuando la Procuraduría Regional de Antioquia dispuso adelantar indagación preliminar contra María Eugenia Escobar Navarro, quien para la época de los hechos era la secretaria de Hacienda del Departamento.

Posteriormente, en julio de 2018 se ordenó apertura de investigación disciplinaria en contra de Fajardo Valderrama, como Gobernador; Escobar Navarro, como secretaria de Hacienda y Laura María Álvarez, subsecretaria de Hacienda de la Gobernación. Este proceso se remitió a la Procuraduría nacional Delegada de Economía y Hacienda Pública, que en diciembre de 2020 prorrogó la investigación disciplinaria, y el pasado 22 de febrero, el procurador Delegado para la Economía y la Hacienda Pública ordenó práctica de pruebas.

Si Fajardo fuera llamado a juicio disciplinario, se expondría a una sanción de la Procuraduría, además del proceso penal, que podría ser una multa, inhabilidad, amonestación, suspensión o destitución, razón  que lo sacaría  de las cabalas electorales para la contienda presidencial del 2022.