Influencer denuncia caso de xenofobia en una pizzería de Rionegro.

Valentina Gómez reconocida influencer, quien cuenta con mas de un millón de seguidores en Instagram y otras redes sociales denunció este caso.

El fin de semana anterior, circuló en redes sociales un vídeo donde se observa un presunto caso de xenofobia, ocurrido en un negocio en pleno parque principal del municipio de Rionegro.

Valentina Gómez, modelo, influencer e instragramer.

Valentina Gómez reconocida influencer, quien cuenta con mas de un millón de seguidores en Instagram y otras redes sociales, publicó en su cuenta de KWAI,  un vídeo en donde aparece en una esquina del centro histórico con un par de mujeres de origen venezolano, quienes al parecer, estarían viviendo de la mendicidad como miles de venezolanos en el oriente antioqueño.

En un acto de caridad, la mujer  les regala algunas ayudas, como ropa y artículos de aseo personal tal como lo manifiesta en el vídeo, además las invita a almorzar en uno de los negocios que se encuentra en el parque; al entrar al sitio, el administrador  del establecimiento, no les permite el ingreso, según la joven, porque se trataba de dos migrantes. Indignada por el hecho, la influenciadora  sale del negoció y publica en su cuenta el vídeo con un mensaje en contra de los actos de xenofobia.

Este vídeo el cual fue descargado por varias personas  y usuarios de la plataforma KWAI, ha generado rechazó e indignación de quienes defienden la condición de vulnerabilidad  de los migrantes venezolanos.

Nuestro equipo intento comunicarse con la persona que aparece en el vídeo pero no obtuvimos respuesta.

Cabe mencionar que dicho establecimiento es un sitio privado, altamente reconocido el cual lleva más de 20 años en funcionamiento, en donde al parecer  se reservan el derecho de admisión, en algunos casos.

Una Ley contra la discriminación

En Colombia, si bien existe libertad de empresa, los derechos de los ciudadanos como consumidores están plasmados en un estatuto que nació de la Ley 1480 en 2011 y que contiene normas específicas para cada situación.

Una de ellas, tiene que ver con el derecho a la igualdad cuya definición se refiere a que los consumidores deben “ser tratados equitativamente y de manera no discriminatoria”. Así las cosas, la Superintendencia de Industria y Comercio  podría investigar en este tipo de casos y  si hubo o no alguna violación a este derecho.

La medida, que no es una investigación formal, sino una recolección de datos para establecer hechos y autores, le otorga potestad a la Superintendencia para  analizar lo sucedido desde el punto de vista de protección al consumidor.

Al respecto, Jorge Enrique Gómez, abogado de la liga de consumidores, Consuma, contó que “hay que tener en cuenta que en el estatuto del consumidor, la Ley 1480 del 2011 de manera clara expone en el artículo tercero, que el derecho a la igualdad es un derecho de los consumidores».

Sobre el derecho de admisión de algunos establecimientos, Gómez sostuvo que “eso es potestativo del comerciante, de igual manera hay casos y situaciones en las que establecimientos y comercios dicen que no pueden ingresar porque no están vestidos de la manera más acorde para el lugar. Sin embargo, estas reglas tienen que estar bien claro y delineado en las entradas o antes de que el consumidor quiera ingresar».