Con ganchos metálicos envueltos en comida atentan contra mascotas.

Ocurrió en uno de los Parques Lineales del municipio de La Ceja.

La Subsecretaría de Medio Ambiente de La Ceja y la comunidad en general, han manifestado su preocupación debido a que en los últimos días se encontraron  elementos metálicos y punzantes (ganchos) en trozos de comida, que al parecer, fueron dejados por personas inescrupulosas que pretenden atentar contra las mascotas y otros animales que frecuentan los parques lineales de la localidad.

Es por tal motivo, que la Alcaldía ha informado que a través de la Secretaría de Gobierno y de Medio Ambiente, se inició con un proceso de investigación para dar con los  responsables de estos actos, que sin duda, buscan hacerle daño a los animales que transitan por la zona.

Se invita a los cejeños a actuar con responsabilidad, prestar atención a sus animales de compañía, no soltarlos y mucho menos dejar que consuman objetos extraños que estén en las calles”. Indicó la Subsecretaría de Medio Ambiente de La Ceja.

Otra herramienta necesaria para evitar este tipo de hechos, es denunciando o brindando información que permita hallar a los culpables.

La tenencia responsable de mascotas, es otro aspecto que mitiga este tipo de agresiones, pues la mayoría de envenenamientos u otras modalidades de maltrato en contra de los animales de compañía, se dan tras retaliaciones o como represarías en contra de sus dueños, pues varias personas  no acostumbran recoger las heces o pasear con collar a sus perros.

 ¿Cuáles son las multas por maltrato animal?

La ley 1774 establece que los actos dañinos y de crueldad contra los animales que no causen la muerte o lesiones que afecten de manera grave su salud o integridad física serán sancionados con multas de 5 a 50 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

En caso de que se cometan delitos contra la vida e integridad física y emocional de los animales, sean de compañía, silvestres, vertebrados o exóticos, entre otros, y que se les cause la muerte o lesiones de salud graves, la pena será de prisión entre 12 a 36 meses e inhabilidad especial de 1 a 3 años para poder ejercer la profesión, oficio, comercio o tenencia que tenga relación con los animales y multas de 5 a 60 SMMLV.