¡Aliste el paraguas! temporada de lluvias se extenderá hasta finales de mayo

8 municipios de la subregión están en alerta roja por la temporada invernal.

Predios cercanos a la Nacional de Chocolates en Rionegro.

Por lo menos 100 poblaciones del departamento tienen algún tipo de advertencia por parte del Dagran a causa del frente lluvioso que azota al país y el 90% de la subregión.

Antioquia pasó de 91 a 100 municipios en alerta roja en apenas tres días a causa de la fuerte temporada invernal que atraviesa el país y que según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, se extenderá por lo menos hasta finales de mayo próximo.

De acuerdo con el jefe del Departamento de Gestión del Riesgo de Antioquia, Dagran, Jaime Gómez Zapata, ya se han emitido alertas rojas hidrológicas para las poblaciones de San Roque —que también tiene una por alta probabilidad de deslizamientos—, Santo Domingo, Concepción, Rionegro, El Santuario, Marinilla, Cocorná, San Luis, Yolombó y Puerto Nader, que podrían verse afectados por crecientes del río Nare y algunos afluentes como Samaná Norte y Nus.

Una situación similar se vive en Sonsón, Puerto Triunfo, Puerto Nare y San Francisco, a causa del río Claro, y otros afluentes que alimentan el Magdalena Medio como la Miel y el Nare.

Comunidad de La Ceja del Tambo, limpian algunas calles después del fuerte aguacero del pasado 19 de marzo.

El riesgo, tanto para estas poblaciones como para al menos otras 40 que están en alerta naranja, viene acompañado por posibles deslizamientos de zonas que se encuentren inestables, por lo que el funcionario le pidió a las comunidades evitar tanto los paseos a zonas ribereñas, ríos y quebrada como a lugares en los que haya altas pendientes, con el fin de minimizar el impacto de posibles desastres naturales.

Al respecto de las alertas, el director del Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Antioquia, Jaime Gómez Zapata, recordó en entrevista con RCN Radio que es importante que cada municipio se mantenga pendiente del incremento de los caudales de los ríos para así prevenir cualquier situación de emergencia frente a las crecientes súbitas.

Fuente: Infobae