“La Casa de las Abejas”, una dulce revancha de la vida

“La Casa de las Abejas” es un emprendimiento familiar que muestra la valentía de personas desplazadas por la violencia, quienes llegaron a La Ceja para comenzar desde cero sus vidas.

Diana Bermeo es una de las miles de víctimas de desplazamiento forzado que hay en el país. Esta crisis que se agudiza con los días, también permite sacar a flote la resiliencia de familias emprendedoras y llenas de ganas de salir adelante.

Hace 5 años, Diana y su esposo Sixto Garcés y sus hijos Juan José y Violeta quisieron hacerle frente a la necesidad de salir adelante y también aprovechar el gusto por los productos naturales y la defensa de las abejas.

Radicados en La Ceja, vieron que estos insectos les trajeron a la mente una nueva esperanza de vida; la de emprender y extraer propóleo, miel, jaleas y semillas.

Salieron de su vivienda ubicada en el suroriente de Colombia, departamento de Caquetá en el año 1999 “ y evitar el reclutamiento forzado que azotaba fuertemente la zona en ese entonces.”

La creadora de “La Casa de las Abejas” explicó que en 2016 “había mucha matanza de abejas por los campesinos, los floricultores, y también por el uso de químicos en los cultivos y tampoco existían estos productos en el mercado. Entonces, vimos que había una oportunidad de negocio”.

Desde la Unidad de Víctimas del municipio de La Ceja, la convocaron para hacer parte de un proceso de capacitación en estrategias y mejora de sus ideas de negocio. El resultado fue exitoso y “La Casa de las Abejas” logró ser el ganador de un concurso que reunió 49 emprendimientos más realizados por víctimas del conflicto.

Esto demuestra la capacidad del colombiano de hacerle frente a las dificultades y que el Oriente Antioqueño es una región próspera donde los emprendedores pueden salir adelante.