Diego Cadavid no aceptó los cargos de feminicidio agravado

La tarde de este 18 de diciembre, un juez envió a la cárcel a Diego Armando Cadavid, quien había confesado el asesinato de su propia  hija de 18 meses. Luego, en la audiencia de legalización de captura, se retractó de lo que había afirmado en la mañana y no aceptó el cargo que se le imputaba, por feminicidio agravado. 

Según las pruebas que recolectó la Fiscalía, se pudo establecer que, el hombre mató a la pequeña a golpes, en lo que sería una supuesta venganza en contra de su excompañera sentimental y madre de la menor.

Aunque fue el mismo Diego Cadavid quien, en la madrugada del 18 de diciembre, aceptó haber asesinado a la niña, e incluso dio la ubicación exacta donde se encontraba el cuerpo, durante la audiencia no aceptó los cargos imputados de feminicidio agravado, afirmando que él no la había atacado y que en el momento en que confesó se encontraba “muy mal de la cabeza”.

Ahora hay expectativa por la definición de la fecha del inicio del juicio en su contra.