Estudiantes del grado once en Rionegro pidieron aplazar las pruebas ICFES

La promoción de bachilleres 2020, pasará a la historia por haber vivido su último año escolar desde la virtualidad. En los libros de historia que relatarán a las futuras generaciones lo que fue la pandemia del Coronavirus, ya se cataloga como la “Generación del encierro, debido a la suspensión total de las clases presenciales en todos los colegios.

En el municipio de Rionegro se presenta una problemática con estos alumnos, pues entre padres de familia, personeros estudiantiles del último grado y la Personería Municipal, se está haciendo una petición al Ministerio de Educación para aplazar las pruebas ICFES de este año.

La razón de esta petición es que, según los estudiantes, no han tenido una buena preparación para presentar la prueba, que es decisiva para ingresar a la educación superior.

La solicitud está basada ya que los estudiantes no se sienten con la debida preparación para presentar dicho examen que se realiza una vez en la vida”. Aseguran los padres de familia.

Y es que la crisis por la pandemia afectó y modificó todo el calendario escolar y lo que se tenía preparado para este 2020, algunas de estas actividades fueron los pre ICFES que en tiempos normales se realizan durante todo el año escolar para preparar a los alumnos. Este año en Rionegro, esos simulacros no se han podido llevar a cabo de manera regular y pertinente debido a la pandemia, por lo que los jóvenes sienten temor de no tener un buen rendimiento en estas decisivas pruebas.

Se ha conocido que, la Personería Municipal ya envío un oficio al Ministerio de Educación, planteando la posibilidad de aplazar las pruebas, por lo que se está a la espera de la respuesta.

Cabe señalar que las pruebas Saber 11, este año se realizarán de manera extraordinaria los días 7 y 8 de noviembre.