Basílica Nuestra Señora del Carmen reabrió sus puertas después de cuatro meses

Con un aforo permitido de 50 personas por Eucaristía y con estrictos protocolos de bioseguridad para evitar el contacto y el contagio del Coronavirus, la Basílica Menor Nuestra Señora del Carmen de La Ceja, reabrió desde hoy sus puertas a la feligresía, como prueba piloto para reactivar la apertura de forma gradual en el resto de los templos católicos y de otras religiones.

El padre Óscar Orlando Jiménez, párroco de la Basílica Nuestra Señora del Carmen de La Ceja, indicó que la reapertura del templo es motivo de alegría y celebración, «No teníamos la posibilidad de estar con la gente, para nosotros es una alegría inmensa, a nosotros nos hace mucha falta la comunidad aunque es un grupo todavía reducido, por lo menos ya estamos teniendo eucaristías con más fieles y es muy satisfactorio», dijo.

Por su parte, la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) informó que, frente a los protocolos aprobados, es importante evitar el contacto físico en el tiempo de la liturgia, además se seguirá con el signo de paz, omitiendo contacto o abrazos.

También cabe resaltar que para el momento de la comunión se suprime cualquier diálogo entre el sacerdote y el feligrés, será absolutamente en silencio al distribuirse la Sagrada Comunión.

Todos los asistentes de forma obligatoria, deberán hacer uso del tapabocas, desinfección general, toma de temperatura al ingreso, aplicación de gel antibacterial al entrar o salir del templo, entre otras recomendaciones, «Cada que finaliza una Eucaristía hacemos nuevamente desinfección de las sillas y hay un grupo de personas que al ingreso toman todos los protocolos y distribuyen a las personas en puestos asignados«, agregó el padre Orlando.

En la Basílica, las eucaristías en semana se realizarán a las 6:00 a.m., 7:00 a.m., 8:00 a.m., 6:30 p.m. y los domingos a las 6:00 a.m., 7:00 a.m., 8:00 a.m., 11:00 a.m., 12: 00 m, 3:00 p.m., 5:00 p.m., 6:00 p.m. y 7:00 p.m. «Si es necesario aumentar el número de celebraciones para que mayor cantidad de personas puedan asistir, así lo haremos, pero por el momento miraremos cómo nos va con este aforo», indicó el párroco.

Como recomendación de la Conferencia Episcopal de Colombia , las misas no podrán pasar de media hora en semana y los domingo de entre 40 o 45 minutos.