¡Cero y van tres! Otro funcionario de Empresas Públicas de La Ceja se puncionó un dedo con una aguja usada

Un nuevo caso de mala disposición de residuos hospitalarios obligó a un funcionario de Empresas Públicas de La Ceja activar un protocolo riguroso de cuidados, luego de que, al realizar la recolección de residuos orgánicos, se pinchara el dedo con una aguja que estaba en medio de las bolsas.

«Este es el tercer caso en menos de dos meses, afortunadamente los dos casos anteriores no han tenido evidencias de riesgo biológico, sin embargo nos toca desde la empresa activar un protocolo riguroso para descartar cualquier posibilidad de infección o enfermedad», explicó Julio Vélez, gerente de Empresas Públicas de La Ceja.

La zona donde ocurrió el incidente está identificada y desde Empresas Públicas de La Ceja realizan una trazabilidad para fomentar en el sector, hábitos de disposición correcta de residuos, entre los que están los hospitalarios o especiales; precisamente la recomendación para este tipo de desechos, es entregarlos en un envase plástico con tapa o llamar a la entidad para reportar la necesidad prioritaria en la recolección.

Hasta ahora, según informó Empresas Públicas de La Ceja, el funcionario afectado ha tenido que someterse a pruebas médicas de sangre y de orina, además de ingerir medicamentos por un largo periodo, a fin de prevenir una posible afección en su salud.

«Por favor sean conscientes del riesgo que corren nuestros funcionarios, pónganse las manos en el corazón, a nadie le gustaría poner en riesgo la vida y la salud de sus hijos o de algún familiar y nuestros funcionarios todo el tiempo están en riesgo para prestar el mejor servicio, la verdad los felicito por esa labor que hacen», concluyó el gerente de la empresa de servicios públicos de La Ceja.