Polémica entre Personera y Alcalde de Rionegro por situación de calle de ciudadanos venezolanos

Según manifestó Ana María Aguirre, Personera de Rionegro, luego de que solicitara apoyo a la Alcaldía Municipal para resguardar a un grupo de 28 ciudadanos venezolanos que quedaron en condición de calle, por el cierre de unas residencias por parte de la Secretaría de Gobierno, se desencadenó un malentendido que por fortuna llegó a feliz término.

Manifestó la Representante del Ministerio Público, que tras recibir varias denuncias de organizaciones de derechos humanos y evidenciando las condiciones de esta población venezolana, a la cual también le habrían hecho un atentado al quemarles sus objetos personales, como ropa, documentos y hasta una carreta, puso en conocimiento de la Administración Municipal el caso, enviando un oficio el 19 de marzo, solicitando respuesta inmediata.

Explicó ella que, el viernes pasado, la Administración de Rionegro le indicó que le prestarían una institución educativa para que las personas estuvieran durante la cuarentana y ayer, 24 de marzo,  cuando iban a hacer uso de las llaves para ingresar, a las 5:00 p.m., a pesar de las múltiples condiciones (Entre las que estarían que el Municipio no se hace cargo de la población,  la Personera firma un documento donde se hace responsable por el espacio y debe devolver el inmueble en perfectas condiciones), no les permitieron la entrada, “Cuando llamaron para recoger las llaves les dijeron que no porque habían órdenes superiores que no se podía dar albergue en esa institución”, dijo la Personera.

En su relato, contó también que el Secretario de Educación los mandó para otra institución educativa cerca a la Base Aérea de Rionegro, donde tampoco los dejaron ingresar por temas de seguridad, “Eran más de las 8 de la noche, estaba con niños en medio del frío y no nos definían nada, por lo que solicité intervención por parte de los personeros de Antioquia para que me ayudarán a presionar”, manifestó.

Finalmente, les fue concedida otra institución educativa, donde fueron albergados los 28 ciudadanos venezolanos, entre los que se encuentran 10 niños entre los 6 meses y 12 años, 2 adolescentes menores de 18 años, una de ellas en estado de embarazo y un adulto mayor de 83 años.

“Quiero aclarar que nunca dije mentiras, estuve en un momento de desesperación con niños que tenían frio, exigiendo una respuesta, exigiendo que nos colaboraran,  yo tenía las llaves en mis manos pero no nos dejaban ingresar”, expresó Ana María Aguirre.

En medio de la polémica, el alcalde de Rionegro Rodrigo Hernández, rechazó la actitud de la Personera, indicando que ella estaba desinformando a través de las redes sociales, “No es cierto que hayamos dejado en condiciones inhumanas a los migrantes venezolanos, están en una institución educativa como medida de emergencia pasando la noche porque el lugar que ella había informado al secretario de Gobierno nunca se concretó, esto es una cuestión de humanidad y como tal lo estamos asumiendo, no es momento de polemizar ni de generar protagonismo, es momento de actuar y lo estamos haciendo”.

Finalmente, la polémica sigue sobre la mesa y los 28 venezolanos quedaron resguardados  mientras que otras 120 personas duermen y viven debajo de un puente en Rionegro, sin ser atendidas por el Gobierno, “He solicitado la ayuda de la Defensoría del Pueblo, de la Procuraduría y de la Administración Municipal para atender esta otra situación, analizar qué hacemos conjuntamente, sin tenernos ni que insultar ni que maltratar, debajo de este puente hay un posible foco de infección durante esta cuarentena” concluyó la Personera.