“No nos podemos volver fotocopias de las radios comerciales de las ciudades”: Locutor cejeño

En estrechas habitaciones y con las antenas pegadas del techo, así iniciaron algunas de las emisoras que actualmente hacen radio en La Ceja. Hoy el panorama es muy diferente, con buena dotación tecnológica, amplios equipos humanos y antenas que garantizan la buena señal que llega hasta los hogares cejeños.

Celeste Estéreo, Radio Capiro y RCN Oriente, son las tres emisoras que cuentan con los permisos desde el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones para operar con señal abierta a través de licencias de interés comunitario, público y comercial en su respectivo orden.

Pero el éxito de estas estaciones no se da solo con dotación tecnológica, antenas y transmisores; los que emiten los mensajes, o locutores, son quienes facilitan que las emisoras puedan llegar hasta cada frecuencia a través de equipos de sonido o radios en línea. La eficacia, la pasión y la inmediatez se convierten en requisitos fundamentales para hacer radio, y en La Ceja sí que existen expertos en el tema, que han trascendido inclusive a medios regionales y nacionales.

“Me gusta trabajar en la radio porque creo que es uno de los medios más eficaces del mundo, donde la información llega rápido, la radio permite acercarse más con la gente” dice Santiago Bedoya, locutor de la emisora Celeste Estéreo, un medio radial comunitario que lleva 23 años al aire y que fue fundado por el padre Guillermo Aristizabal, párroco de El Divino Niño y que recibió el 25 de abril de 1997 de parte del Ministerio de Comunicaciones, la licencia de la concesión para prestar en gestión indirecta el servicio comunitario de radiodifusión sonora, en la modalidad de frecuencia modulada (F.M).

Santiago es estudiante de comunicación social y ha trabajado en varios medios de comunicación; lleva haciendo radio desde hace 7 años y se siente feliz y orgulloso de estar en cabina y utilizar la radio para generarle una compañía permanente a los oyentes, “Se necesita mucha pasión y ganas de hacer radio, a los que nos gusta, hacer radio nos pone los pelos de punta” afirma.

Como Santiago, hay otros locutores que llevan años trabajando en las emisoras locales, como es el caso de Diego León García, quien lleva más de 25 años en los estudios de la estación Radio Capiro, perteneciente a la Administración Municipal de La Ceja y quien manifiesta que le encanta trabajar en radio porque siente que con sus noticias y presentaciones llega hasta lugares que no conoce, pero que de alguna manera se convierte en una compañía en cualquier momento del día, “Necesitamos mucha pasión, entrega y disciplina, locutores que generen confianza y verdad para llevar un mensaje claro y creíble de lo que se quiere transmitir” contó Diego a Entrecejayceja.

La radio en el mundo tuvo sus inicios a principios del siglo pasado, exactamente entre los años 1901 y 1902, cuando el físico italiano Guillermo Marconi conectó por primera vez Europa y América por medio de una señal radiotelegráfica, una fecha histórica para el desarrollo de las comunicaciones modernas.

Pero fue hasta el año 1987 que se fundó la primera radio en La Ceja, con la aparición de Oriente Estéreo, hoy denominada Radio Uno La Ceja, de la cadena RCN, cuyo primer operario fue Albeiro Ocampo. Siete años después aparece Radio Capiro, que emitió sus primeras señales el 17 de marzo de 1994, luego de recibir la aprobación del Ministerio de Comunicaciones en el gobierno del alcalde Rodrigo Zuluaga Mejía. Por último aparece la más joven, Celeste Estéreo, que en 1998 emite por primera vez la señal al aire y se inaugura la estación radial el 28 de agosto, con la presencia de los locutores María Cristina Millán Gutiérrez y Oscar Fernando Orozco, ambos gomosos por las comunicaciones y particularmente por la fascinación de la radio.

De esa manera ha venido creciendo la radiodifusión sonora en La Ceja, con ventajas como la rapidez, la apropiación de los contenidos locales y el entretenimiento, y también en algunos casos con dificultades de presupuesto e inversión para funcionar a tope; hace falta la modernización en contenidos, en la forma de funcionamiento, inyectar más tecnología y permitir más independencia dicen algunos de los locutores que han pasado por las cabinas de estas emisoras asentadas en La Ceja.

“Nos hemos vuelto fotocopias de las radios comerciales de las ciudades, nos hace falta generar más contenido propio en La Ceja, estudiar nuestro público, saber qué le gusta escuchar a la gente de La Ceja, que las directivas se apropien de sus medios, analizar qué hace falta en dotación tecnológica” manifiesta Santiago Bedoya frente a esas necesidades que se deben rectificar para fortalecer el trabajo que vienen realizando las estaciones radiales.

Finalmente, hay varios factores que influyen en que un oyente escoja la radio como su medio preferido,  según estos locutores cejeños, la radio le sirve a la gente como entretenimiento, como un medio de información y de educación o como compañía.

La radio es un medio muy económico. Y no solamente para quienes la disfrutan escuchando, sino también para aquellos que la producen. Por esta razón, hacer radio resulta una excelente estrategia a la hora de difundir información, cultura y educación.

En el Día Mundial de la Radio, resaltamos la labor de todos los que trabajan al interior de estas apasionantes estaciones.