Columna de opinión: Nueva década para La Ceja.

Duros retos deberá asumir la administración municipal entrante para el periodo 2020 –
2023, desafíos que tendrán proyección en los próximos diez años y que desde ya deben
afrontarse.

Los asuntos en materia de planificación, desarrollo urbano, movilidad e infraestructura cada
vez son más urgentes debido al crecimiento poblacional, La Ceja del Tambo no cabe duda
se ha convertido en el sueño residencial de personas foráneas, inversionistas provenientes
en gran medida del el Área Metropolitana, que estimulan la oferta de proyectos
inmobiliarios, el dinamismo económico y la transformación física del municipio.

No obstante el costo que se está pagando por este natural crecimiento está siendo muy alto:
El precio de la vivienda nueva no favorece al Cejeño, el tráfico vehicular sigue al alza y las
ideas frente a un sistema de transporte público masivo y amigable con el medio ambiente
son inciertas, en aumento está la demolición de nuestra historia para dar paso a
edificaciones sobredimensionadas en el centro urbano y la generación de nuevo espacio
público efectivo no es suficiente, ni hablar de andenes confortables e incluyentes en las
calles próximas al parque principal o la red de ciclo rutas urbanas porque de esto,
claramente nos ha faltado planeación y concertación.

Sin embargo el vaso no está medio vacío, cabe resaltar los esfuerzos en materia de
infraestructura física realizada por la saliente administración en cabeza del Alcalde Elkin
Ospina Ospina, que han dado muestras de que intervenciones como la remodelación del
parque principal o la conectividad en las vías rurales, mejoran el sentido de pertenencia y
estimulan el encuentro ciudadano.

Será crucial entonces articular los proyectos a ejecutarse en los próximos cuatro años con aquellos que con acierto ya han sido entregados, de la misma manera será responsabilidad del próximo dirigente electo (a), con determinación trazar el plan La Ceja del Tambo 2030, si bien su mandato será de tan solo un cuatrenio, podrá implementar estudios piloto en concordancia con el PBOT hacia una nueva década en materia de planeación, inversión y ejecución continua en frentes urbanos y rurales, que asegure un porvenir mejor para el municipio y sus nuevas generaciones, la preservación del patrimonio físico y la riqueza natural, que nos posicione en la oferta turística nacional desde nuestra idiosincrasia floricultora y claro está que enfatice en los retos superiores
anteriormente mencionados.

El próximo domingo 27 de octubre será decisivo para el comienzo de una nueva década, quién gane debe ser La Ceja del Tambo, al aspirante electo le anticipo mucho éxito y una sensata invitación a que estudie los planes de gobierno de los demás contendores, para abstraer y concertar de allí lo que más le convendría al municipio; con certeza esas líneas temáticas fueron identificadas y establecidas por un grupo de personas locales a quienes usted gobernará.

Columna de opinión | Cristian Castro López |