Permanecen las alertas por fuertes lluvias en el Oriente Antioqueño.

Las lluvias súbitas en el Oriente Antiqueño no cesan y debido a esto varios municipios se han visto afectados con desbordamientos, deslizamientos y viviendas inundadas. Por esta razón Cornare en alianza con el IDEAM entregan recomendaciones para evitar emergencias.

La gran parte del territorio Antioqueño está pasando por esta temporada, según informa Diana Henao, Jefe de la oficina de Ordenamiento Ambiental del Territorio y Gestión del Riesgo de Cornare “estos aguaceros súbitos e intensos han ocasionado que se presenten procesos erosivos en las vertientes, arrastrando tierra y sedimentos a las fuentes de agua y estas incrementan su caudal y altura. También se están generando obstrucciones que posteriormente desembocan en inundaciones”.

Entre los municipios afectados por las consecuencias de las frecuentes y fuertes precipitaciones son Rionegro, Unión, San Rafael, Santo Domingo y San Roque.

Las recomendaciones son mantenerse alejado de ríos o quebradas si se observa su crecimiento, también mantenerse en lugares seguros, pues se están presentando una serie de tormentas eléctricas. En el momento todos los municipios tienen encendidas las alertas con los consejos de gestión de riesgo para atender todo llamado de la comunidad.